26/02/2007

10 y un razones para amarlas y odiarlas




Amanecí con dos ideas claras la primera era escribir lo de los príncipes azules y la segunda es de lo que quiero escribir hasta que se me acabe el tema, razones (muy mías) para amar y odiar muchas cosas. Por eso quiero empezar por ellas, hay razones muy poderosas para amarlas y otras más certeras para odiarlas, todo esto es personal... cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia, la que se sienta aludida favor hacer caso omiso, así que ahí les va:

1. Consienten un millón de veces mejor que cualquiera de mis amigos hombres. Por eso es más rico dormir en su regazo.
2. Tu nunca las entiendes… porque cuando crees que las entiendes ellas te dicen que no las entiendes, pero cuando ellas te dicen que en realidad las entiendes no entiendes por qué las entiendes ¿entiendes?.
3. Son el motor de nuestro mundo, ellas siempre serán el centro de nuestro universo, cuando vas a una fiesta elegante ¿cómo están vestidas las mujeres?; todas diferentes y si hay dos vestidos iguales ¡SE ACABÓ EL MUNDO!... en cambio nosotros los hombres siempre vamos todos igualitos y si nos da por ser diferentes ¿ESTE PAYASO DE QUE CIRCO SE ESCAPÓ?. Por esta y otras razones son nuestro motor sin ellas sólo existirían 3 productos: el pan tajado, la coca-cola y un balón de fútbol, así nos la pasaríamos durmiendo todo el día, nos levantamos comemos pan con coca-cola nos echamos un picadito y otra vez a dormir.
4. Son mentirosas naturales, pueden mentir organizando todo sus sistema sólo para engañarnos, alguien que pueda fingir un orgasmo (sea cual sea el fin) es alguien para tener entre ceja y ceja… lágrimas de cocodrilo señores.
5. Les importamos demasiado, no se han dado cuenta. Se arreglan para “sentirse bien consigo mismas” ¡ES MENTIRA!, se arreglan para que nosotros y nuestra testosterona se alboroten al verlas pasar, entre más machos les echen un miradita “mejor se sienten consigo mismas”, pero nosotros en el 96% de los casos no nos damos cuenta que es para nosotros.
6. Son políglotas corporales, el menor signo, las más leve señal, es un tratado de libre comercio entre ellas, con levantar una ceja en un bar le dicen a su amiga –Vámonos al baño marica a rajar de este par de manes, son una mamera y si no nos levantamos ya me voy a desesperar, más bien llamemos a Nico que anda cerquita, bla, bla, bla ah cierto imagínate que esta mañana me llamó JuanPa y no te imaginas…-
7. Son los seres más espectaculares, maravillosos, hermosos, geniales, del putas, magníficos (demasiados adjetivos) la mayoría del tiempo en que las conoces.
8. Son las más detestables, odiosas, envidiosas, ratas, arpías, traicioneras, brujas, miserables, humillativas (no hay palabras en castellano), ¡jesú de las mujeres bravas y rencorosas sálvame!, ellas son así cuando se lo proponen, una mujer brava es más peligrosas que 100 enemigos hombres.
9. No hay mejor espectáculo en la vida, mejor show, mejor interpretación y algo que nos divierta más que verlas realizar actividades masculinas… si miento díganme cuántos de ustedes no han disfrutado viendo a sus amigas jugar fútbol, o una pelea a puños entre dos mujeres, o cuando intentan imitar a alguien, por ejemplo a Morán, eso es muy divertido.
10. Y por último la razón más importante porque ellas son las que dan la vida, te la dan y la dan por ti, son nuestras madres, hermanas, amigas y parejas, sin el amor de ellas no haríamos nada así que gracias a todas por hacernos amar más nuestra propia vida.

Eres lo primero en que pienso cuando me levanto y lo último cuando me acuesto, eres mi musa, mi princesa y la dueña de mi corazón y mi inspiración por eso te amo, gracias por motivarme a amar cada día esto que adoro.

2 comentarios:

Giss dijo...

guawwwww Me dejas sin palabras..
besitos..


www.lacoctelera.com/gisselinda

Susana dijo...

me has hecho reir bastante!!! me encanta este post!!!