24/06/2007

Sin ti no podré vivir jamás...

Que diera yo porque estas palabras fueran una vil poma de la cruda realidad. Pero no. Son una realidad omnipresente y absoluta. Y es que con el tiempo me he dado cuenta del verdadero motor de este mundo. Y no es una cosa grisácea llena de partes cuadradas, engranajes, aceite viscoso y miles de extraños componentes más. Lo que en realidad mueve este mundo es todo lo contrario, es una cosa rosadita curvilínea, llena de sentimientos, sensaciones y cosas lindas para dar (también miles de extraños componentes más) para los que no la han cogido son las mujeres.

Y es que estuve armando una teoría* y se basa en lo siguiente:

Todo aquello que hagamos o dejemos de hacer, lo hacemos para que una mujer lo note, además ellas son parte fundamental de lo que nosotros somos.

¿Qué pasaría si no existieran?

Fácil, el mundo no hubiera evolucionado ni un poquito, los únicos inventos que tendrían validez serían: La coca cola, el pan tajado y los balones de fútbol. Nuestra vida como hombres, únicos en el mundo, sería de la siguiente manera: nos levantaríamos, acto seguido despegaríamos las lagañas, chupamos coca cola y calmamos el hambre con pan tajado. Luego un picadito, se termina quedamos con hambre y le pegamos al pan tajado con coca cola. Un motoso y listos para repetir esa rutina de por vida. No se compliquen más, cualquier otra cosa que quisiéramos hacer entraría dentro de la categoría de impresionar una fémina.

¿Por qué son el centro del universo?

Todos los hombres somos iguales para ellas. Pero claro, y no se engañe amigo lector, ellas siempre van a ser el centro de las actividades, vamos a poner un ejemplo claro: Una fiesta elegante, todas las mujeres se visten y se muestran lo más hermosas posibles, verlas es una festival de colores y un baile de primavera. Cada una tiene su estilo propio, pero ¿qué pasa si alguna otra dama tiene un vestido igual al que usted tiene amiga lectora? ¡El fin del mundo! no hay nada peor que eso. Pero, en contraste y para mostrar lo bien amaestrados que estamos, todos los hombres estamos igualitos (hasta uniformados con los meseros), Ay donde alguno se las dé por ir diferente, ese man si le va bien es un payaso.

Sexo Débil

No señor, nosotros somos los de la fuerza bruta, bruto. Todo aquello que ellas puedan aprovechar, lo aprovecharán. Tanto así que se aprovechan de nosotros haciéndonos creer que tenemos el poder y el control.

Y pueda que estás palabras sean ciertas o no, que me crean un loco o un conspirador y de pronto amanezca muerto y disfrazado de travesti en un caño, no lo sé, el tiempo lo dirá. Mientras tanto los dejo con este vídeo instructivo.

*La primera vez que escuché esto fue a David Rodríguez, Director de planeación estratégica de DDB.

-------------------

Para todas las bonitas que se han atravesado por mi vida, gracias por haberme brindado un poquito de su infinita bondad.

La Agencia quedó campeón del torneo.

Volvió, en forma de fichas [este blog] que tanto me gusta.

10 comentarios:

Ivan Andrade dijo...

Las mujeres siempre nos han dominado y nosotros somos tan imbéciles que creemos que somos los que mandamos. Y lo que usted dice es cierto, uno siempre quiere impresionar a una vieja, lo demás es relleno de tiempo.

Suerte y muy bacano el post.

Wendy dijo...

Ejem Ejem... Hermoso "homenaje" por llamarlo de alguna forma.

Creo que a todas esas Niñas Bonitas que han pasado por tu vida les encantará lo que confiesas.

Saluditos Niño.

Wendy

PD:

Solo la cocacola, el pan tajado y el fútbol? Jejejeje

Iki dijo...

Sebastian, tu tan lindo como siempre...

Tita dijo...

Hey que bonito que estuvo eso! Me dejaste como pocas veces sin palabras, se ha ganado un pico enorme digale a esa mujer que usted quiere que el entregue el premio

La Encargada dijo...

Un profesor de la u decía que las mujeres teníamos el poder "ahi abajo".. pero que todavía no lo sabíamos aprovechar..

Bueno, ya dejé a un lado el comentario autista. Ud. por qué no volvió por mi blog!? Que le hice, se aburrió

Ana M. dijo...

Ay, Sebástian... Tengo tantas cosas que comentar de esta entrada, pero la verdad prefiero salir a almorzar al sol y sonreír. Saludotes!

RadikalGirl dijo...

jajajajja...me hiciste reir con lo del pan tajado!!!!...
y cómo así que cosa rosadita y curvilinea?.jajajaja...


pues gracias por el honor de leer este post...con este te ganaste a muchas lectoras...=)

saludos varios pa ´ti

Ingrid Carolina Fonseca dijo...

Genial Sebas, muy lindo, y es tan cierto¡

Un beshu¡

los perros calientes dijo...

Pues creo que precisamente el blog tiene el mismo fin del que habla...impresionar a las mujeres!! pues por los comentarios que hay, parece que lo logró. Ojalá de un momento a otro no le empiecen a gustar los hombres porque probablemente se acaba este blog y la vida del autor.

El Armadillo dijo...

como dicen por ahi no podemos vivir ni con ellas ni sin ellas...que vaina no???

saludos